La Discapacidad no ha Sido Barrera Para que Ernesto Salinas Lograra Valerse por sí Mismo

“No te Deben Adecuar el Mundo, uno Debe Adecuarse”

Por Cristo González

Ernesto Salinas Esparza, con parálisis cerebral (Foto Rocío Castro Alvarado)

Ernesto Salinas Esparza, con parálisis cerebral (Foto: Rocío Castro Alvarado)

La discapacidad de parálisis cerebral para Ernesto Salinas Esparza, no ha sido impe­dimento ni barrera para lograr incorporarse a la vida productiva para de esta manera contribuir al gasto familiar al desempeñarse desde hace 14 meses como bolero en distin­tos puntos de la capital zacatecana.

Momentos antes de su nacimiento fue que por la falta de oxigenación al cerebro le pro­vocó vivir desde entonces con discapacidad al secarse unas cánulas cerebrales, “eso fue lo que me ocasionó lo que tengo”.

“Me veo normal, me muevo normal en este mundo en el que supuestamente lo están adecuando (para los discapacitados), aunque difiero, porque no te deben adecuar el mundo, uno debe adecuarse porque eres parte y no lo vas a cambiar por un grupo de personas”, puntualizó en entrevista para Pagina 24.

El joven comentó que decidió laborar lim­piando calzado porque un bolero lo invitó para trabajar y aprender el noble oficio que desempeña a un costado del sitio de taxis del jardín Independencia en el primer cuadro de la ciudad.

“Básicamente comencé de cero, a veces estoy aquí, a veces estoy en la central ca­mionera, no tengo un lugar exclusivo, me muevo porque trabajo con dos hermanos”, expuso al mencionar que padece un tipo de parálisis cerebral.

A sus 32 años Ernesto Salinas ha labo­rado en centros comerciales como Soriana y Walmart recogiendo los carritos de estas cadenas comerciales que los clientes dejan en el estacionamiento de los mismos, ade­más que también trabajó en una escuela de educación especial en Guadalupe.

Detalló que logró concluir sus estudios de nivel secundaria y que ha tenido varios empleos en los que se ha ganado la vida de manera honrada.

“No me ha gustado estar quieto, siempre he dicho que la discapacidad se lleva en la mente. Si tú te sientes discapacitado de acá arriba (cerebro) no harás nada. Una persona me dijo cuando empecé a valerme por mi mismo, me dijo, no te quedes viéndote tus heridas, mejor búscale a la vida que nadie te va a sacar adelante más que tu”, detalló.

El bolero indicó que este oficio le ha resultado gratificante porque ha conocido mucha gente.

“Aquí se conoce desde el maestro, el abogado, el doctor, de todo tipo de gente, y si eres un poco inteligente y receptivo puedes agarrar un consejo para ponerlo en práctica”, precisó.

No obstante, aprender el oficio de bolero no fue nada fácil para Ernesto Salinas, aun­que estuvo dos semanas practicando, indicó que batalló para quitarse el miedo de algo que no conocía.

“Son nervios, porque no es lo mismo limpiar un zapato mío que limpiar el de otra persona porque le tienes que poner más amor, más ganas para que te quede mejor. Hay que dejárselo bien para que el cliente vuelva y le guste el trabajo”, argumentó.

Aunque comentó que no se queja del in­greso que percibe por ejercer el oficio señaló que “aprendes a vivir con lo que tienes con poco o mucho porque con eso ayudo en mi casa, y lo que te llevas son las amistades de la gente que conoces, eso te deja ganancias más que en lo monetario, convivir con quienes te rodean”.

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *