Mi Jardín de Flores


Por la Madre Teresa de Chalchihuites

CHALCHIHUITES, ZAC. 10 de noviembre.- Ruego a Dios, a La Preladita, al Cristo del Santo Entierro y a mis amados Mártires de Chalchihuites, que tengas todas y todos ustedes un magnífico sábado y que ilumine a Nuestro Señor Gobernador, Don Alejandro Tello Cristerna, no sólo para que frene los cotidianos ríos de sangre que ahogan a todo Zacatecas, sino para que no se repita la infamia cometida hace unos días, en contra de la abogada Mara Muñoz Galván, porque cuantas veces lo intente se le podría revertir nuevamente.

TAMPOCO LE recomiendo a Don Alejandro Tello compre pleitos ajenos: está bien que apapache a su Director de Comunicación Social, el joven Héctor Alvarado Gómez, quien presume a propios y extraños que “de no ser por mí, el Alex no hubiera llegado a la gubernatura”; puede que sea cierto pues el llamado “Negro Santo”, presume ser el mejor “comunicador de Zacatecas y la región” y “él único con estudios en “la Soborna de París”, o casi.

YO ADORO no sólo al Alex, perdón, a Don Alejandro y a su Señora esposa Doña Cristina Rodríguez Pacheco de Tello, pues cuando los veo juntos en la tele, no sólo los miro como los Gobernadores de Zacatecas, sino como si fueran los auténticos Reyes de España: ¡Ay, son ado-ra-bles!

EN FIN, don Alejandro, por lo que más quiera, por su madrecita chula, hermosa, una auténtica criatura de Dios, no compre pleitos ajenos ni sea rencoroso, el poder no es para reprimir a nadie, sino para hacer amigos, deje sólo a “El Negro Santo” con sus frustraciones y rencores, su alma, suya, de usted, no tiene que ser negra para demostrar su poder que, repito, es para ayudar a la gente, para llevar a nuestro barco a mejor destino.

MIRE A su alrededor, Señor Gobernador, Zacatecas es una inmensa narcofosa de más de 75 mil kilómetros cuadrados, por donde circulan ríos y ríos de sangre inocente.

NO ES difamando y calumniando a quienes denuncian actos de impunidad y corrupción, como se los ha venido documentando la licenciada Mara, la manera de combatirla: ¿no usted mismo dijo en campaña que combatiría la impunidad y corrupción? Entonces por qué ataca a una mujer que le viene informando cómo se la gasta gente deshonesto en la Procuraduría?

YO QUE usted, invitaría a la licenciada Muñoz a que retomara su cargo, en serio, hágalo, es una persona valiosa, seria y responsable, pero por favor no me vaya usted a contestar con un: “¡Yo no la corrí!”.

NUNCA CREÍ que mi humilde colaboración cotidiana a este gran diario que es Página 24, donde hay muy buenas y buenos opin@dores, al cabo de unos días, ustedes mis finos lectores, invirtieran su valioso tiempo leyendo lo que esta monja escribe; hoy, por ejemplo, gente de Sombrerete me felicitó por haber publicado el “CONTRATO CON SOMBRERETE”, que firmó Don Alejandro cuando andaba en busca del voto que hoy lo mantiene ocupado gobernando el estado.

SABEMOS QUE nuestro pueblo, además de minero, es agrícola y me siento orgullosa de que nuestra gente campesina, honesta y trabajadora, coseche no sólo alimentos para Zacatecas, sino para el país y varias partes del mundo:

FRIJOL, CHILE, maíz, cebolla, avena forrajera, trigo, cebada, durazno, guayaba, uva, además de ganado bovino, porcino, caprino, leche, peces: carpa, mojarra, bagre y ufff muchos otros productos.

RECUERDO A mi tío Don Alberto Dávila Calzada allá en la exhacienda de San Marcos -sí, donde está la Escuela Normal Rural Matías Ramos Santos”- que producía maíz y chile y en su extensa huerta: manzana, pera, perón, higo, uva, granada y tenía sus vaquitas lecheras: su jornada de trabajo, de domingo a domingo, iniciaba a las 4:00 de la mañana y terminaba a las 9:00 de la noche, cuando cerraba la principal tienda de la exhacienda.

ESTO VINO a mi memoria porque estoy hablando de los honestos y trabajadores hombres del campo y mi tío Alberto, era uno de ellos.

PERO BUENO: andando en campaña en pos de la gubernatura, Don Alejandro Tello también firmó un Contrato con ellos y, en vista del éxito obtenido con todos los anteriores, le quiero recordar a Nuestro Señor Gobernador el que firmó con ese gente honesta y trabajadora que nos da de comer:

CONTRATO CON EL CAMPO DE ZACATECAS”

1.- Mejora del Ingreso de los productores agropecuarios. Producir más a más bajo costo.

2.- Financiamiento al campo.

3- Adecuación de los procesos productivos al cambio climático.

4.- Agua para el campo.

5.- Equipamiento e Infraestructora para generar valor agregado.

6.- Comercialización.

7.- Programa de Apoyo a la Mujer Rural.

8.- Un gobierno al servicio de las y los productores agropecuarios.

9.- Seguridad en el medio rural. 10.- Sostenibilidad de las actividades del sector agropecuario.

BUENO, PUES aquí tiene el lector el contrato que firmó Nuestro hoy Gobernador Don Alejandro, sólo me falta agregar lo que plasmó con voz y letra: “…Un contrato vincula, obliga y tiene consecuencias -palabras textuales de de Don Alejandro- . Garantiza que mi gobierno tendrá la obligación de solucionar los problemas que más te preocupan.

“MEDIANTE ESTA acción que les propongo con toda responsabilidad -continuó Don Alejandro-restableceremos los lazos de confianza entre los ciudadanos y el gobierno. El contrato con Zacatecas contiene una importante cláusula: Si no cumplo, ¡me voy!”.

HAGAN ustedes, queridos lectores, sus comentarios.

¡AY NO, qué horror! Los asesinatos de zacatecanas y zacatecanos siguen sin que nadie pueda evitarlo, los autores de esta cotidiana matanza continúan sueltos y pareciera que nuestras autoridades les temen o están coludidas.

HOY VIERNES me informan, desde la Redacción de Página 24, que, al menos, un hombre fue asesinado a balazos: le rociaron su cuerpo con balas.

TAMBIÉN ME informan que fueron identificadas los dos cadáveres hallados en una noria hace unos días: son una mujer y un hombre -al principio se manejo que los dos eran varones-: la mujer se llamó Elena, tenía 16 años de edad, la secuestraron, la torturaron, al parecer la violaron, la asesinaron a balazo y la arrojaron a la susodicha noria. El hombre se llamó Manuel y tenía 42 años.

¡CUÁNTA violencia, Dios Mío!

SIGUEN LAS malas notocias: los funcionarios de la Policía Estatal, Rosalía Ramírez Quirezca y Antonio Troncoso Escareño, que “fueron enviados a los municipios de Luis Moya, Loreto y Pinos a pagar la gasolina que las patrullas habían consumido”, siguen sin aparecer: “Sólo se encontró la camioneta en la que viajaban”, reportan las autoridades, pero familiares, compañer@s de trabajo y amigos insisten en que “¡Vivos los mandaron a cumplir con su trabajo, vivos nos los tienen que regresar!”.

HOY, VIERNES se cumplen 16 días de su “desaparición”, las autoridades dicen que no hay avances en la investigación.

“CONTRATO CON EL CAMPO DE ZACATECAS”

“CONTRATO CON EL CAMPO DE ZACATECAS”

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *