Mi Jardín de Flores

“¡Qué Horrible, Zacatecas Está Ingobernable!”

Por La Madre Teresa de Chalchihuites

Fresnillo está de luto por el cobarde asesinato de Beto

Fresnillo está de luto por el cobarde asesinato de Beto

CHALCHIHUITES, ZAC. Lunes 14 de mayo. Que Diosito les ilumine y cuide su camino y su hogar. Que mi Cristo del Santo Entierro me los proteja, y que mis Mártires de Chalchihuites intercedan por todas y todos ustedes.

Y QUE tengan, todas y todos ustedes, un bonito martes lleno de paz y tranquilidad, acompañados de sus familias y leales amigos, son los deseos de esta humilde monja que los ama y bendice.

¡Qué Horrible, Zacatecas Está Ingobernable!

“PUES CON todo el respeto que usted me merece, Madre Teresa, pero todo indica que Dios se olvidó de Zacatecas, la violencia y la inseguridad han enraizado en nuestra tierra, los asesinatos siguen en aumento y no hay nadie que los frene, ¡qué horrible, Zacatecas está ingobernable”, así me recibe don Rober­to, en el puesto de doña Petra en el Mercado Municipal, hoy inicio de semana.

-NO BLASFEME, don Roberto, si segui­mos vivos es gracias a mi Padre Dios-.

-PERO MADRE Teresa, ya leyó Pá­gina 24 Zacatecas: seis asesinatos en menos de 12 horas, incluido el de Juan Alberto Torres Rodríguez, hermano del alcalde interino de Fresnillo Javier Torres Rodríguez, por menos, en otro país, su Góber Precio$o ya hubiera chupado Fa­ros por inepto, complicidad u omisión-.

-ME DICEN que don Juan Alberto Torres era una persona muy estimada, honesta, traba­jadora y que le llamaban cariñosamente Beto-.

CIERTO, MADRE Teresa, su asesinato cimbró a Fresnillo, todo mundo fue al velorio. El Mineral está indignado y ya comienzan a decir que lo mejor que debe de hacer su Gó­ber Precio$o, es irse de Palacio de Gobierno como lo prometió en campaña; ya nadie quiere al Tello, quien por cierto no se paró ni en el velorio, ni en el sepelio, para darle el pésame a los deudos, dicen que tuvo temor de que le reclamaran su sospechosa ineptitud, pues mucha gente insiste que el narizón vendió la plaza al narco; insisto, ya nadie lo quiere-.

-¡PROTESTO!, Sí hay alguien quien lo quiere-

-¿QUIÉN?

– SU MADRE, quien lo recuerda con cariño-.

-NO COMIENCE a bromear, doña Petra, esa canción es la de Juan Charrasqueado; pero sí corre el rumor de que ya hasta su mamá no está a gusto con la conducta del narizón, que porque también con ella es totalmente “diferente”.

“ Pa’mi que lo Querían Secuestrar”

-OIGA, DON Roberto, ¿usted conoció al señor Juan Alberto? -.

-SÍ, COMO no, yo le llegué a hacer varios trabajos de albañilería; no le gustaba que le llamaran Juan Alberto, sino sim­plemente Beto y a pesar de ser de familia acomodada. Él era muy populachero, muy alegre, muy hecho pa’ca; que sí se echaba su copita, pero era tranquilo; trabajaba en la empresa de su familia, el corporativo Torres, principalmente en la radiodifusora XEEL, tenía 36 años y deja en la orfandad a tres niños-.

-DIOSITO lo tenga en su Santa Gloria, pobres muchachitos, pobre de su mujer, pobre de su familia, pobre de Zacatecas, nos están exterminando-.

-DICE EL Fiscal que fue un pleito de borra­chos, pero, en este pin…(censurado) desgobier­no todos imitan a “El Pinocho de Bernárdez”, y echan cada mentira que ya no se les cree nada: si hubiese sido pleito, Beto se hubiera bajado de su camioneta y no se hubiera puesto de pechito para que le dieran cuatro balazos, pa’mi que esos hijos de su pu…(censurado) madre, perdónenme la expresión, lo querían secuestrar, esa es mi humilde opinión-.

Alejandro Tello Cristerna, que ya se vaya

Alejandro Tello Cristerna, que ya se vaya

-PERO LO cierto es que al Tello nada le conmueve, tiene atole, no sangre en las venas; yo les aseguro que si Zacatecas, estuviera en estos momentos gobernando Ricardo Monreal, Amalia García o Miguel Alonso, cualquiera de ellos hubiera ido no sólo al velorio, sino hasta el sepelio, para, al menos, darle un poco de consuelo, pero “El Pinocho de Bernárdez” no tiene senti­mientos -.

-COINCIDO con usted, doña Petra, cual­quier gobernador, pero el Tello no es cualquier gobernador, sino el peor gobernador que ha tenido Zacatecas en toda su historia, el más gacho, el más insensible, el más mentiroso, el más rajón, el más ojete, si el PRI pierde en Zacatecas, será por su culpa, no por los candidatos a los que les dan con la puerta en las narices-.

-NADA comparable con Miguel Alonso, él no perdía ni a las canicas, es y fue un ganador: se llevaba el carro completo; bueno, basta y sobra que él hizo ganar al traidor del Tello, aunque ahora, me dicen, está arrepentido.

El Obispo de Zacatecas, Consternado

-A QUIEN le caló hondo y profundo el cobarde asesinato de Juan Alberto Torres y esta racha criminal – dice don Roberto-, es al obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Bar­celó, a pesar de que él opta por no enemistarse con “El Pinocho de Bernárdez”, y es muy respetuoso en sus apreciaciones, para evitar enfrentamientos, porque sabe que el narizón es de pocas pulgas-.

-ES GENTE de Dios -dice doña Petra- y no le gusta meterse con los gobiernos, especial­mente con el Tello, porque sabe que el narizón es muy vengativo-.

-DE ACUERDO, pero bajita la mano sí le mandó un coscorrón a mi Góber Precioso, porque condenó tanto homicidio, llamó a no perder la esperanza, “como diciendo ya ven­drán tiempos mejores”, y lo más duro: “Yo les digo a los sacerdotes que no tienen nada que andar haciendo en la noche en carretera, hay que tomar muchas precauciones”. Con esto, el señor obispo, le está diciendo a Don Alejandro que su gobierno, en materia de seguridad, es un total fracaso. Qué diplomático es el Señor Obispo Noriega-.

BUENO, ME voy, mis oraciones de este día son para que Diosito reciba en el cielo el alma de don Juan Alberto, y que pronto les mande resignación a toda esa honorable familia.

ME VOY, se quedan ustedes con Dios.

¡25 de Octubre no se Olvida!

¿DÓNDE ESTÁN, dónde están?

HOY LUNES 14 de mayo, se cumplen 201 días de la desaparición forzada de los “emplea­dos” de Gobierno del Estado, Rosalía Ramírez Quireza y Antonio Troncoso Escareño.

FUE EL 25 de octubre de 2017 cuando los enviaron a pagar la gasolina de las patrullas estatales que vigilan los municipios de Luis Moya, Loreto y Pinos Zacatecas, y desde entonces no aparecen.

EL 30 DE enero el señor Ismael Camberos salió a decir que los dos cadáveres que halla­ron calcinados en Pinos no son de Rosalía y Antonio. Que los siguen buscando pero que no aparecen por ningún lado.

P.D.

SI DON Camberos aseguró, en aquella ocasión, que ya tenía la confesión de quiénes habían secuestrado y asesinado a Rosalía y Antonio y que sólo faltaban las pruebas “cien­tíficas” para dar completa la información, pero luego dijo que no, que no era cierta tal versión, me pregunto: ¿Tal confesión la hicieron los declarantes bajo tortura?

OTRA:

A COMO están las cosas ¿no serían sus pro­pios compañeros de la corporación policiaca los que los desaparecieron?

SEÑOR GOBERNADOR, señor secreta­rio de Seguridad Pública, Zacatecas tiene todo el derecho del mundo de conocer la verdad del caso Rosalía-Antonio: ¿Dónde están?

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *