Mi Jardín de Flores

Que el Colombiano y Cómplices Paguen las que Deben

Por la Madre Teresa de Chalchihuites

John William Casara Luna, es colombiano y está acusado de secuestro y homicida del joven Iván Espino Colunga; trabaja para el Gobierno del Estado de Zacatecas como comandante de la Policía Estatal y tiene a su cargo la patrulla 571 y un grupo de policías (Fotografia, cortesía del diario NTR, fue tomada en 2014)

John William Casara Luna, es colombiano y está acusado de secuestro y homicida del joven Iván Espino Colunga; trabaja para el Gobierno del Estado de Zacatecas como comandante de la Policía Estatal y tiene a su cargo la patrulla 571 y un grupo de policías (Fotografia, cortesía del diario NTR, fue tomada en 2014)

“El gobierno no se ha hecho para la comodidad y el placer de los que gobiernan”: Conde de Mirabeu.

 CHALCHIHUITES, ZAC. Domingo 10 de junio.- Me encantan los domingos en mi querido Chalchihuites, su gente, su alegría, sus paisajes, su gastronomía, su historia, este día de asueto se disfrutan más. Gracias Padre Mío por darnos esta oportunidad.

 Y, COMO siempre, pido al Creador tengan todas y todos ustedes un bonito y excelente lunes, un inicio de semana plena de paz, tranquilidad y prosperidad en familia y con amigos leales. Amén.

 El Cobarde Asesinato que Indigna al Mundo Entero

“OIGA, MADRE Teresa, don Roberto y yo he estado recibiendo telefonazos y correos de parientes y amigos que viven en los Estados Unidos y están indignados por lo que pasa en Zacatecas: asesinatos, feminicidios, desapariciones forzadas, secuestros, extorsiones, asaltos, robos, etcétera, pero sobre todo les ha impactado muchísimo el cobarde asesinato del jovencito de 18 años de edad, Iván Espino Colunga”.

 -Y ¿CÓMO se enteraron?

-POR PÁGINA 24 Zacatecas, que, me dicen, leen todos los días por la Internet; igual que acá nosotros en Chalchihuites y el resto del mundo-.

 -¿Y ¿QUÉ le dicen?-.

-QUE ESTÁN muy indignados y mientan madres al gobierno del Alejandro Tello, por sus presuntos nexos con el narco, y me dicen que en Navidad ya no van a venir a Zacatecas, su terruño, por temor a ser secuestrados y posteriormente asesinados, como le sucedió al muchachito Iván Espino-.

 -ES QUE no es posible -toma la palabra don Roberto-, coinciden todos, que sea la propia policía estatal la que llegue a tu casa, derrumbe tu puerta, robe lo que está a su alcance, amarren a toda tu familia, secuestren a uno de tus hijos, te amenacen de muerte si los denuncias; pero aún así te llenas de valor y vas a la capital del estado presenta la querella y más tarde descubren el cadáver de tu hijo: ¡lo mataron a golpes! No lo hicieron a balazos porque ellos mismo se hubieran delatado al hacer la prueba balística, no, si pendejos no son, pero sí asesinos y rateros los hijos de su pu…(censurado) madre-.

 -LO QUE yo no comprendo es por qué, si el señor don Ismael Camberos Hernández, secretario de Seguridad Pública de mi Góber Precioso, sabe el número de patrulla (571), el nombre del policía que la maneja y su cargo, comandante John Casara Luna, alias “El Colombiano”, no lo han obligado a comparecer o, al menos, no lo han informado a la prensa, pues sólo han dicho que la patrulla pudiera haber sido clonada. Dios Mío, ¿por qué no hay ley y justicia en mi amado Zacatecas?-. Es que no Tienen Abuela esos Hijos de la Chin…

 -NO HAY necesidad que le pregunte, Madre Teresa, estamos gobernados por una criminal e impune célula de “La Mafia del Poder”, y el jefe de jefes es su Góber Precio$ o; por eso la mamá de Iván, la señora Inés Colunga Montes, tuvo que huir de su pueblo y está refugiada en otro estado, con toda su familia, porque la amenazaron de muerte si seguía viviendo en su casa de Unión San Antonio, perteneciente al municipio General Pánfilo Natera-.

 -PERO HAY otra cosa que me indigna: tratando de justificar el allanamiento de morada violento, el robo, las amenazas de muerte, el secuestro y asesinato del jovencito Iván de 18 años de edad, el señor don Camberos sale a decir que un hermano de Iván, fue detenido hace unos mese con drogas y que pertenecía al cártel de los Talibanes-.

 -Y ESO QUE jijos de la chin…(censurado) tiene qué ver, entonces si cachan al Tello robando del presupuesto, va a llegar el Ejercito, la Marina, o la PGR a casa de sus papás echando la puerta abajo, robando y secuestrándolos para luego matarlos? ¿Qué pu… (censurado) culpa tendrían sus padres que al Tello le gustara meter las dos manos al cajón? Los papás no tendrían por qué pagar las pillerías del infame Narizón-.

 -ESO QUE declaro el potosino Camberos -dice doña Petra- no se vale, es inmoral, una bajeza y un delito intentar justificar el secuestro y el posterior asesinato de un jovencito dd 18 años de edad, ¡qué mierda, lástima de ropita!-.

 -PUES ESE asesinato ya es conocido en todo mundo; y que mi Góber Precioso no intente seguir protegiendo a quien cegó la vida de un muchachito de apenas 18 años de edad, que tenía toda una vida por delante, porque el pueblo se le va a echar encima, no lo duden. Dios tenga en su Gloria a Iván Espino Colunga y proteja, donde quiera que esté, a su afligida e indignada familia la que sólo existe justicia y que el Colombiano ese pague por sus crimenes-.

 “Se Están Haciendo Pendejos: El Colombiano sí Existe, la Patrulla 571 no es Clonada”

DOÑA PETRA saca un cuchillo y nos invita a comer una sandía, la cual parte en varios trozos, con increíble rapidez y exactitud.  Apenas comenzábamos a saborearla, cuando el celular de don Roberto suena insistentemente: “Es mi amigo el Policía Ministerial, denme chance de contestarle”. se retire unos metros y en dos minutos ya está de regreso:

-LISTO: EL colombiano sí existe, su nombre completo es John William Casara Luna, es comandante de la Policía Estatal y trae a su cargo la patrulla 571 y me confirman que ya debe muchas, que es un perfecto cabrón, y que hasta se le pone al brinco a “El Mayo” Camberos, su jefe inmediato-.

 -DIOS MÍO, ¿cómo un comandante colombiano puede cometer tantos crímenes, no ser castigado y encima actuar por encima de don Camberos?-.

 -ESTÁN FUERA de la ley -atiza doña Petra-, una persona extranjera no puede trabajar en la Policía de nuestro país, eso lo prohibe nuestra Constitución, no mamen, están cometiendo un grave delito, ese hombre es un delincuente y debe ser procesado y después de haber cumplido su condena, aplicarle el Articulo 33 y deportarlo a su país-.

 -BUENO, YO me tengo que ir, se quedan con Dios y voy a rezarle a mi Cristo Roto para que ese colombiano sea encarcelado con todos sus cómplices y paguen todo lo que deban, para que doña Inés Colunga pueda regresar sana y salva a su casa. Dios me bendiga a esa familia y que pronto pueda regresar a su hogar en el municipio de Pánfilo Natera-.

 ¡25 de Octubre no se Olvida!

¿DÓNDE ESTÁN, dónde están?

HOY DOMINGO 10 de junio, se cumplen 227 días de la desaparición forzada de los “empleados” de Gobierno del Estado, Rosalía Ramírez Quireza y Antonio Troncoso Escareño.

 FUE EL 25 de octubre de 2017 cuando los enviaron a pagar la gasolina de las patrullas estatales que vigilan los municipios de Luis Moya, Loreto y Pinos Zacatecas, y desde entonces no aparecen.

 EL 30 DE enero el señor Ismael Camberos salió a decir que los dos cadáveres que hallaron calcinados en Pinos no son de Rosalía y Antonio. Que los siguen buscando pero que no aparecen por ningún lado.

 P.D.

 SI DON Camberos aseguró, en aquella ocasión, que ya tenía la confesión de quiénes habían secuestrado y asesinado a Rosalía y Antonio y que sólo faltaban las pruebas “científicas” para dar completa la información, pero luego dijo que no, que no era cierta tal versión, me pregunto: ¿Tal confesión la hicieron los declarantes bajo tortura?

OTRA: A COMO están las cosas ¿no serían sus propios compañeros de la corporación policiaca los que los desaparecieron?

SEÑOR GOBERNADOR, señor secretario de Seguridad Pública, Zacatecas tiene todo el derecho del mundo de conocer la verdad del caso Rosalía-Antonio: ¿Dónde están?

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *