Se han Perdido las Leyes y Valores que Permiten la Convivencia Humana: Obispo

Por Alberto Núñez Hernández

Sigifredo Noriega Barceló,obispo de la Diócesis de Zacatecas (Foto: Rocío Castro Alvarado)

Sigifredo Noriega Barceló,obispo de la Diócesis de Zacatecas (Foto: Rocío Castro Alvarado)

En conferencia de prensa, el obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, dio a conocer que ante la violencia que existe en el estado y no se ha detenido, es necesario que se respeten las leyes, y en especial desde el cuidado de espacios públicos, así como la pérdida de principios y valores.

Explicó que se entiende que no es sólo cuestión de una estrategia, sino de un cambio en la mentalidad de los zacatecanos, dijo que es necesario cambiar el tono y la profundidad del anuncio que es el evangelio.

“Hay muchos niños que todavía van al catecismo, entonces como desde el principio empezar a inculcar el respeto a los demás, que tu fe en Dios te lleva a la fe en el ser humano, si no, no sirve, no se puede quedar nada más Dios y yo, y como ir educando a esta nueva generación, por eso tomamos muy en cuenta a los padres de familia en la catequesis”, dijo Noriega Barceló.

Dijo que es necesario que exista educación, y otro campo de trabajo que va de la mano, es la conciencia, pero no es propio de Zacatecas, es algo que existe en todo México y el mundo.

Además es necesario formar talleres formativos para la paz, actualmente se está coordinando con algunas instituciones, así como escuelas, en especial las secundarias para que los niños, puedan contar con una mejor educación y una mejor conciencia.

Es necesario que “todos haláramos al mismo tiempo”, esto para poder lograr la conciencia, la educación y una mejor vida, no sólo para los jóvenes, sino para toda la sociedad, para que la seguridad pueda incrementar, empezando en la mentalidad de todos los zacatecanos, así como en todo el país.

Dijo que ante la violencia, es difícil valorar si existe gente que pierde la fe, ya que hay gente que si tiene en cuenta el domingo para alimentar su fe y su vida cristiana, pero no llegan a la iglesia, sino que se quedan en casa, pero no quieren decir que pierdan la fe, o ya no sean creyentes.

“Lo que hemos notado es que va variando, por ejemplo en catedral, calculamos que 30 por ciento sea gente que esté estable, y el otro 70 por ciento es gente que viene de fuera, hay una buena cantidad que viene de la misma ciudad o poblaciones cercanas y la otra parte es turismo”, dijo el obispo.

 

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *