Los Mataron en Zacatecas y Tiraron sus Cadáveres en Limites con S.L.P.

El Carro Mazda en el que Viajaban no Aparece

* Los Aguascalentenses Venían Todos los Días a Vender Repostería

Por Esteban Bonilla López

Así eran en vida los primos hermanos Chávez Arámbula …los asesinaron en Zacatecas y los “sembraron” en SLP...

Así eran en vida los primos hermanos Chávez Arámbula
…los asesinaron en Zacatecas y los “sembraron” en SLP…

Aguascalientes, Ags.- Entrevistados por el semanario hermano, TRIBUNA LIBRE Roja Aguascalientes, familiares de los primos Julio César y Gerardo Chávez Arámbula, dan su versión en torno a sus asesinatos: los asaltaron en territorio de Zacatecas, los mataron y fueron a tirar sus cuerpos en los limites con San Luis Potosí, el auto en el que salieron a vender repostería, que era prestado, no aparece: No fue en Zacatecas, sino en San Luis Potosí, donde dos “primos hermanos”, originarios y vecinos de aquí de Aguascalientes, fueron localizados asesinados tras un aparente asalto en Zacatecas, a donde fueron a llevar pan, galletas y repostería.

Se trata de Julio César y Gerardo Chávez Arámbula, que contaban con 29 y 30 años de edad, respectivamente, vecinos del Infonavit Morelos.

De a cuerdo a la información proporcionada por los familiares de las víctimas, los primos hermanos pertenecen a una familia dedicada a la fabricación de pan, galletas y repostería.

Ambos, todos los días, acudían al estado de Zacatecas para distribuir el producto, utilizando siempre un vehículo Áltima, modelo 1991.

Desgraciadamente el vehículo se descompuso y Gerardo, que es quien lo manejaba, “estaba batallando mucho”.

Uno de sus primos hermanos, le prestó el vehículo Mazda 3 plata, modelo 20017, placas AFS-95-07, mientras que el Áltima “era reparado”.

Como todos los días, el lunes 2, Julio César, quien era soltero y Gerardo, separado de la esposa y con un hijo, salieron de Aguascalientes rumbo a Zacatecas para repartir el pan, galletas integrales y repostería: “Todos los días regresaban sin problemas entre 3 y 4 de la tarde”, dijo una de sus familiares.

Desesperación y angustia Ese lunes ya no regresaron a casa: “La última actualización de WhatsAap de Gerardo fue a las 3 de la tarde, al ver que no llegaban les estuvimos marcando, pero jamás nos contestaron”.

La desesperación, angustia y preocupación para los familiares de los aguascalentenses aumentó entrada la noche, pues al marcarles a los teléfonos, estos mandaban la llamada directamente al buzón.

La mañana del martes 3, familiares de los primos hermanos se dirigieron a la Policía Ministerial “para reportarlos como desaparecidos, nos dijeron que siguiéramos los protocolos, que iban a rastrear el vehículo mediante las cámaras de las casetas, pero ya no nos dijeron nada”.

Los asesinaron y tiraron en Santo Domingo, SLP No se sabe en que parte de Zacatecas los primos hermanos fueron interceptados aparentemente para asaltarlos, pero los criminales los asesinaron y sus cuerpos fueron tirados a la altura del kilómetro 15 de la carretera que conecta a las comunidades Illescas y San Juan del Salado, perteneciente al municipio de Santo Domingo, San Luis Potosí.

Fue la mañana del martes 3 cuando se hizo el hallazgo de los cadáveres, por lo que personal de la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí fue notificada y los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense de Matehuala, San Luis Potosí.

Desmintiendo que los cuerpos fueron hallados en territorio de Zacatecas, como en un principio se había dicho, el Fiscal de ese estado, Francisco Murillo Ruiseco, precisó que tiene plena disposición para trabajar de forma conjunta y cooperar en la resolución de los casos que se solicite su colaboración.

“Eran muchachos sanos, sin problemas con nadie Para los familiares de Julio César y Gerardo, creen que podría tratarse de un asalto debido a que siempre llevaban un carro no muy ostentoso y el que traían era de modelo reciente y que hasta el cierre de esta edición, “las autoridades no lo han localizado”.

Una cuñada de una de las víctimas mortales, aseguró que el miércoles 4 fue cuando les avisaron del hallazgo de dos cuerpos que coincidían con las características de Julio César y Gerardo, por lo que sus padres se dirigieron a Matehuala, San Luis Potosí, para hacer la identificación de los cadáveres.

“Eran muchachos sanos, sin problemas con nadie, siempre dedicados al negocio familiar en la panadería”, así fueron descritos por familiares los trabajadores.  Será por la madrugada de hoy lunes, cuando los cuerpos sin vida serán traídos a Aguasca- lientes para ser velados en “Funerales Carrillo” y posteriormente darles sepultura.

 

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *