Obispo: Hay que Detener la Violencia con Estrategia que Respete Derechos Humanos

“Con Educación, Economía y Cultura de la Legalidad”

Por Cristo González

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas (Foto Cristo González)

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas (Foto: Cristo González)

Antier visitó la capital zacatecana Alfonso Durazno, próximo secretario de Seguridad Pública del gobierno federal, quien sostuvo que la Marina no regresará a las calles de la entidad que enfrenta una grave crisis de inseguridad, pues indicó que sería el último recurso que implementarían en la estrategia de seguridad.

Ante esta postura, Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, declaró en la conferencia dominical calificó como buena la visita del colaborador del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, esto al enfatizar que es buena la visión que se está teniendo.

“Todo lo que sea para construir la paz, bienvenido, pero hay que dar pasos. Primero, hay que aceptar lo bueno que se ha hecho, no hay que empezar de cero. Hay que hacer un diagnóstico profundo en las causas y tendencias que pueda tener esto si se aborda el tema de una u otra manera”, manifestó el prelado.

Después de elaborar un diagnóstico serio, monseñor propuso que lo que se implemente no sea oportunista porque habrá un cambio de gobierno, si no porque sea que la sociedad lo está proponiendo.

“Si salen estrategias realistas, lo primero que se tiene que hacer es responder al sentido común, porque es un problema muy complejo que tiene muchas aristas y fases, sin descuidar la contención”, agregó ante los cuestionamientos de este tema. Noriega Barceló indicó que la semana pasada se reunió con algunos familiares de víctimas de la violencia en Valparaíso, ante lo cual refirió que “cada situación es muy dolorosa”.

“Esto tiene que detenerse (la violencia) con una estrategia que respete los derechos humanos, pero que también dé confianza a la gente. La contención, pero antes la prevención. Hay que preparar a la siguiente generación para que no viva esto, y después, la tercera fase tiene que ser una nueva forma de ciudadanía, que tiene que ver con la economía, educación y cultura de la legalidad”, insistió el obispo.

Según sus declaraciones, “si no ponemos esas agarraderas, esto va a ser sólo palabras que se las va a llevar el viento, pro eso tiene que ser un trabajo serio que implica un diagnóstico profundo que debe tener estas características”.

 

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *