Exigen Justicia, que se Castigue a los Responsables de tan Crueles Asesinatos

Relatan Calvario que Viven Familiares de Víctimas de Feminicidio

Por Cristo González

Familiares de víctimas de feminicidios se reunieron en el segundo encuentro contra la violencia para dar testimonio de los casos en los que han perdido a sus seres queridos (Foto Merari Martínez)

Familiares de víctimas de feminicidios se reunieron en el segundo encuentro contra la violencia para dar testimonio de los casos en los que han perdido a sus seres queridos (Foto: Merari Martínez)

Familiares de víctimas de feminicidios se reunieron en el segundo encuentro contra la violencia para dar testimonio de los casos en los que han perdido a sus seres queridos, sin que hasta el momento se haga justicia y se castigue a los responsables de estos abominables crímenes.

La intensión de este foro es porque Zacatecas ocupa el cuarto lugar en feminicidios, y aunque se logró que se emitiera la alerta de género el pasado 8 de agosto, a las organizaciones que convocaron a este evento consideraron que no ha sido suficiente porque no ha tenido eficacia en la reparación del daño ni justicia.

Por esto invitaron a víctimas indirectas de la violencia que hasta el momento no han tenido justicia ni verdad de los casos para evaluar la alerta de género a nivel nacional.

El programa estuvo dirigido a dar voz a familiares mediante testimonios que fueron expuestos ante los asistentes en el auditorio del Consejo Zacatecano de Ciencia y Tecnología, donde se relató el calvario en que se vive tras los crueles asesinatos de Paloma, Cinthia, Rubí, Litzi y Valeria.

Condena Carpetazo a Feminicidios Paloma Jacaranda González, maestra de preescolar y estudiante de Derecho en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) fue encontrada sin vida en un camino de terracería en el municipio de Jerez, luego que el 27 de septiembre del año en curso saliera a correr y ya no regresara con vida a su casa.

Una familiar de Paloma aseguró que su hermana era una joven que no le hacía mal a nadie, al ser una persona hermética que no se merecía lo que pasó.

No han tenido respuesta al caso que consideró como un peligro que el hecho de ser mujer esté expuestas a tantas cosas ante una sociedad machista que abusa de la vulnerabilidad.

Ahora, aseguró, vive con la incertidumbre de si va a regresar a casa o camino a la escuela le va a pasar algo, o quizá si el responsable del asesinato de su hermana tomará represalias contra la familia, si saldrá con tranquilidad a la calle.

“Nunca entiendes la magnitud del dolor hasta que te pasa.

Lo puedes ver muy externo, te das una idea del infierno que se siente pero no lo entiendes hasta que lo vives, es algo que te cambia, no vuelves a ser la misma persona.

Es lamentable que las autoridades se hagan de la vista gorda, que le den carpetazo a los casos porque hay mucho dolor detrás de todos estos casos”, manifestó la joven que pidió el anonimato.

Asesinos Protegidos por el Gobierno

Rubí Aranda era la menor de una familia conformada casi sólo por mujeres, salvo su padre.

Tenía apenas 20 años de edad, estudiaba Derecho en la Universidad Autónoma de Zacatecas, la mataron el 22 de abril, fue abandonada en un terreno baldío a menos de un kilómetro de su casa.

La hermana de Rubí condenó que el supuesto autor intelectual del homicidio se escapó a Coahuila, donde luego se suicidó, pero reprochó que tuviera protección por parte de las autoridades de seguridad pública de Guadalupe en su velorio cuando ellos como familiares no tuvieron.

“Mi hermana, mi madre y yo nos encargamos de dar datos de la investigación al Ministerio Público, primero nos enterábamos nosotros, fungimos como investigadoras. En todo ese tiempo con el miedo y el terror que el tipo volviera porque el tipo sabía domicilios y lugares de trabajo sin que tuviéramos protección”, repudió.

“A mi hermana la degollaron, tenía todo su cuerpo maltratado, también fue violada, no se si por este hombre o por varios. No pudieron sus familiares y amigos despedirla, no lo permití. Tengo más coraje ahora con mi sed de justicia”, insistió.

Relató que a la joven la dejaron tirada en un lote baldío, mientras los perros callejeros se la estaban comiendo cuando familiares y amigos la buscaban desesperados.

El pueblo se Desangra

Valeria Lara López, joven de 18 años de edad fue víctima de feminicidio en abril cuando salió de su casa rumbo a su trabajo, y su familia no volvió a verla con vida.

Su cadáver fue encontrado en un camino de terracería en las faldas del cerro de La Bufa.

“A mi hija la mataron el 19 de abril, era una niña de 18 años de edad, tenía toda una vida por delante. ¿Por qué la mataron?, no sabemos. Exigimos justicia a un gobierno sordo y mudo que no ha dado respuesta al pueblo que cada día se desangra porque no escucha el llanto de madre, porque no hay justicia, voz ni voto para este gobierno”, dijo la madre de Valeria.

Al mismo tiempo cuestionó ¿cuántas personas más tienen que pasar este calvario para que desde el gobierno quieran hacer algo? Porque “no quieren invertir más en seguridad, empleos dignos ni en escuelas, porque esto significaría desfalcar sus bolsillos, quitarle sus bonos de Navidad, mientras que para las madres que sufrimos, la navidad no volverá a ser igual porque nos faltan ellas”.

“A mi hija se la llevaron, no sabemos por qué. Misteriosamente las cámaras de vigilancia no funcionaban las que están sobre la avenida de donde se la llevaron, pero pasó otro accidente donde tumbaron la fuente de los Conquistadores, y las cámaras funcionaron perfectamente. Pero aquí no hay nadie que vio nada, nadie, que explique”, condenó.

Entre los testimonios que se relataron en este espacio, coincidieron en que las mismas autoridades comienzan a estigmatizar al cuestionar a los familiares desde un primer momento en qué pasos andaban sus hijas, esto por la violencia que se ha desbordado entre grupos delictivos.

En algunos casos, ni siquiera una entrega digna del cadáver han tenido, pues la madre de Valeria aseguró que aunque su hija ya no sentía, fue entregada con una bolsa desde el pecho a las rodillas de Soriana cubriendo sus heridas, sin que la pudieran cubrir con una sábana.

Crisis en Derechos Humanos

Estos testimonios se expusieron ante Alejandro Encinas, próximo subsecretario de Derechos Humanos en el gobierno federal entrante quien sostuvo que las cosas van a cambiar.

“Lo primero que cambiará será la simulación desde el gobierno, espero que también cambie desde la sociedad porque es un problema ha entrado en un estado de descomposición permeando a sectores de la sociedad”, manifestó.

Reconoció la profunda crisis humanitaria y de derechos humanos que existe en México al considerar que cada asesinato, feminicidio y desaparición forzada que sufre una familia se debe asumir como un agravio a todos.

 

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *