El Obispo Noriega se Queja de la Escasez de Limosnas y Donativos

“Vivimos Prácticamente al día, no hay Remanentes”

Por Cristo González

Sigifredo Noriega Barceló aseguró que la raquítica economía que se vive en el país se refleja en las pocas limosnas que llegan a los templos que forman parte de la Diócesis de Zacatecas

Sigifredo Noriega Barceló aseguró que la raquítica economía que se vive en el país se refleja en las pocas limosnas que llegan a los templos que forman parte de la Diócesis de Zacatecas

El obispo Sigifredo Noriega Barceló aseguró que la raquítica economía que se vive en el país se refleja en las pocas limosnas que llegan a los templos que forman parte de la Diócesis de Zacatecas.

“Lo que se recoge de ofrenda en las misas es reflejo de la situación económica que está pasando la gente. Hay meses malos, hay meses buenos; se nota cuando hay quincena, cuando hay cosechas. Tenemos detectado eso, que hay altibajos, en general es a la baja”.

Aunque no precisó los montos de los donativos que realizan los feligreses, indicó que mensualmente se proporciona un informe en las 118 Parroquias de la Diócesis, sin embargo, dijo que no tenía a la mano las cantidades.

“Vivimos prácticamente al día, no hay remanentes. Los meses buenos ayudan a los malos para completar la nómina de la Diócesis”, fueron las declaraciones de monseñor al cuestionarlo si existe una crisis en la Diócesis para pagar a sus empleados.

Al respecto, mencionó que no ha recibido ninguna queja de trabajadores, porque la plantilla de empleados debe gozar de prestaciones de ley como seguridad social y créditos de Infonavit.

Reiteró que según las economías de la Diócesis, hay meses en que bajan notoriamente los ingresos, aunque tienen detectado que en lugares donde hay hechos de violencia disminuye aún más.

“La gente no quiere salir en las tardes (a los templos), eso hace que disminuya”, apuntó.

Noriega Barceló consideró que la estrategia que tienen los párrocos para que sigan los ingresos monetarios en los templos, es que los creyentes católicos estén convencidos que de las ofrenda se sostiene el templo y el personal que labora en los centros religiosos.

Agregó que en ocasiones también las limosnas se destinan para construcciones de iglesias, aunque se organizan comités especialmente para esto.

“La gente es consciente, cuando tiene colabora y sufre cuando no tiene porque traen pocas monedas”, ante lo cual el obispo exhortó a los feligreses a no sentirse mal cuando no puedan contribuir.

 

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *