Está en Operación la Casa del Migrante, Atendemos a Indocumentados: Obispo

“También Apoyamos a Gente que Tiene Enfermos en Hospitales”

Por Cristo González

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, aseguró que la casa del migrante que opera la Iglesia católica en la entidad ya está en funcionamiento en su mayor parte para recibir gente (Foto Rocío Castro Alvarado)

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, aseguró que la casa del migrante que opera la Iglesia católica en la entidad ya está en funcionamiento en su mayor parte para recibir gente (Foto: Rocío Castro Alvarado)

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, aseguró que la casa del migrante que opera la Iglesia católica en la entidad ya está en funcionamiento en su mayor parte para recibir gente.

En la habitual conferencia de prensa dominical, monseñor Noriega mencionó que a este lugar llega gente por su propia cuenta, aunque últimamente llegaron algunos indocumentados que hallaron en Fresnillo.

Esta casa local del migrante se ubica en la salida de la capital rumbo a Villanueva, misma que tiene capacidad para atender hasta 250 personas en alimentación, aunque solamente puede dar hospedaje a 80.

En este lugar coordina las actividades el sacerdote Daniel Ayala y la novicia Irene Jiménez que atienen a los migrantes en conjunto con voluntarios tanto en la casa como en hospitales.

“Está la atención en alimentación y hospedaje. Nos faltan muchos detalles para cuestiones de ir tomando datos necesarios para trabajar en coordinación con otras casas de migrantes, la más cercana es la de Saltillo en Coahuila, y en la zona fronteriza”, destacó el obispo.

Según el prelado, no sólo atienden a migrantes de otros países o estados, sino también a personas que tienen enfermos internados en nosocomios de la capital y de la zona conurbada.

“El apoyo es un loche completo que es hecho por voluntarios. Tenemos los equipos suficientes de gente que se ha comprometido a esto. Quisiéramos seguir haciendo esa consciencia, de que todos somos migrantes porque en algún momento salimos de casa y llegamos a otro lugar”, agregó.

En este tenor, consideró que “no hay experiencia más gratificante que aquella cuando somos bien recibidos”.

“Esta semana el Episcopado Mexicano ha hecho esa afirmación, el migrante no es una mala persona, como muchas veces se trata de hacer ver por unos cuantos que cometen algún delito, no la pueden llevar los demás”, advirtió.

 

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *