“Valparaíso, Fresnillo, Enrique Estrada, Ojocaliente, Calera y Guadalupe los Municipios más Violentos”

Secuestros, Desapariciones y Homicidios Rompen la Tranquilidad de las Familias: Obispo

Por Cristo González

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas (Foto: Merari Martínez)

Asesinatos y secuestros que golpean la tranquilidad de las familias, ocasionan que siga la perdida de la paz porque “ya nada es igual para personas que abandonan la entidad porque fueron víctimas de la violencia”, lamenta  Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas.

En la conferencia de prensa dominguera, monseñor declaró  que en las recientes visitas pastorales a Tacoaleche, que pertenece al municipio de Guadalupe, se reunió un buen grupo de personas heridas a causa de la violencia, y ahora arrastran problemas emocionales, psicológicos y morales.

“Veo un ambiente de inseguridad porque la herida está abierta. Es un reto para toda la sociedad, no solamente para las autoridades”, lamentó.

Al cuestionarlo Página 24 Zacatecas respecto a qué regiones que ha visitado han sido más golpeadas con este fenómeno de la inseguridad, señaló que donde más gente se ha reunido fue en Valparaíso, Fresnillo, Enrique Estrada, Ojocaliente, Calera y Guadalupe donde persiste la violencia.

“En todas partes hay situaciones de violencia que no se pueden ocultar y tenemos que atender, mínimo nuestra responsabilidad (como clero) es escuchar y ser personas que acompañamos, que la gente no se sienta abandonada”, expresó.

De acuerdo con las declaraciones del monseñor, los delitos que más han pegado en estas regiones que ha visitado son secuestros y desapariciones, que arrastran homicidios dolosos.

Al plantearle que el escenario de violencia no sólo se concentra en las zonas urbanas y que ha pasado a golpear la tranquilidad de comunidades donde antes era ajeno este clima, monseñor refirió que este fenómeno se queda en algunos lugares cierto tiempo.

“Hay no solamente casos de violencia, sino que hay ambientes de violencia en ciertos polígonos donde se puede recrudecer en un tiempo determinado porque esta gente que la hace no se queda en el mismo lugar todo el tiempo”, agregó.

Noriega Barceló reprochó que a causa de este fenómeno, las familias estén heridas, ante lo cual, sobre todos personas mayores, se preguntan cuándo terminará.

“Pareciera que es un sufrimiento sin fin, y una herida abierta permanentemente, es lo que está pasando. Lo que vamos a hacer está en la sociedad organizada con las autoridades para que esto se prevenga y contenga, así como acompañar a las víctimas”, puntualizó el prelado.

En lo que respecta a la llegada de la Guardia Nacional a la entidad, el obispo Noriega Barceló consideró que puede llegar a ser una respuesta buena a este tipo de problemática de la inseguridad si hay coordinación entre las corporaciones policiacas.

No obstante, consideró que está causando confusión las funciones que estos uniformados realizarán.

“Quisiera dar una palabra de confianza a que sí podemos, si estamos unidos todos, sociedad, instituciones y corporaciones, crear un objetivo común que es la paz”, finalizó.

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *