Mi Jardín de Flores

Felipe González, Carlos Lozano y Felipe de Jesús

Por la Madre Teresa de Chalchihuites

Felipe González González | Felipe de Jesús Muñoz Vázquez

Felipe González González | Felipe de Jesús Muñoz Vázquez

“Policía Federal, el otro cártel en México; de incorporarse a la Guardia Nacional, deben aplicarse rigurosamente exámenes de confianza; Calderón les confirió más autoridad y poder, control de carreteras, la propia Policía Federal era por la noche delincuentes y, por la mañana, policías”: Anabel Hernández.

CHALCHIHUITES, ZAC. Lunes 8 de julio de 2019- Rezo, imploro, suplico, ruego, pido a San Agustin Zhao Rong y San Nicolás Pieck que me bendigan y protejan a la Guardia Nacional, que viene con la convicción e inten­ción de regresarnos la paz y la tranquilidad.

QUE LOS Malos Organizados y Los Peores Desorganizados dejen de asesinar, desapa­recer, secuestrar, violar. extorsionar, robar y asaltar gente: niñas, niños jóvenes, mujeres y ancianos con total impunidad.

Y QUE MAÑANA martes (hoy) sea un hermoso días colmado de amor, salud, paz, tranquilidad, felicidad, prosperidad para to­das y todos ustedes, sus familiares y amigos leales. Amén.

¿Qué Está pasando, Madre Teresa?

OIGA, MADRE Teresa, ¿qué está pasando con nuestro Diario Página 24 Zacatecas, que hoy lunes salió con pura información local?

-ES POR UN problema que data de hace varios años, iniciado en Aguascalientes. Todo comenzó cuando gobernaba un hombre malo, muy malo, demasiado malo y enfermo de po­der: Felipe González González, un señor que vendía y vende abarrotes al mayoreo.

ÉL FUE varias veces presidente de varias cámaras de comercio y, por supuesto, priísta “con credencial”, como solía presumir. Y como era y es muy hábil para los negocios, el sistema lo hizo constructor, sin saber nada de construcción, sin embargo el PRI-Gobierno lo favoreció con grandes obras: una de ellas el Teatro Aguascalientes, que costó miles de mi­llones de pesos por arriba de lo presupuestado.

EN ESE multimillonario negocio iba, por supuesto, el gobernador en turno: Miguel Ángel Barberena Vega, ingeniero geólogo y vicealmirante de la Marina Armada de Mexico que, como Felipe González, su Dios era el dinero.

ESCLAVOS DEL excremento del diablo, tuvieron diferencias por el dinero, pues ambos querían ganar la mayor parte, y ahí comenzó el principio del fin de sus constructoras, pues ante el peligro de caer preso, Felipe González cedió, y el grueso de las utilidades fueron a parar a manos de Barberena: permítanme no decirles señores, porque no se lo merecen.

TERMINA SU gestión Barberena y llega al poder el licenciado Otto Granados Roldán, un hombre muy joven e inteligente, quien no comulgaba con la corrupción de Felipe y lo borró de la lista de proveedores; sin embargo, apelando a su condición de priísta, pidió ser candidato del PRI a la alcaldía de Aguasca­lientes, pero el licenciado Granados se opuso y Felipe se dedicó de lleno a sus abarrotes y a rumiar sus derrotas, mientras que su odio a la sociedad crecía: se le amargó la vida, a causa de los moches.

EL PAÍS convulsionaba económicamente y vino lo del Fobaproa con el Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, gracias al apoyo del PAN.

QUIÉN SE iba a imaginar que, gracias a ese apoyo, la gubernatura de Aguascalientes sería cedida a un panista, que no fue otro que Felipe González-.

-¿PUES NO que era priísta “con creden­cial”?-.

-PUES SÍ, y en principio se inscribió como candidato ciudadano, pero buscó y encontró el apoyo del PAN, y derrotó fácilmente, a Héctor Hugo Olivares Ventura, hijo de un señorón de la política: don Enrique Olivares Santana.

AL INICIO el profesor Héctor Hugo era claramente favorito, pero sucumbió a las órdenes del PRI-gobierno: Aguascalientes se negoció para el PAN, porque el PAN votó a favor del Fobaproa.

POR ESO Héctor Hugo dejó de hacer cam­paña y se dejó derrotar por Felipe González, que se hizo muy odioso por burlón, intolerante y represor a ultranza: se echó encima a muchos enemigos.

DURANTE UN tiempo circuló en Aguas­calientes el rumor de que los hijos de Felipe estaban inmiscuidos en el sucio negocio de carros robados. Y un día, en improvisada conferencia de prensa, respondió que no era cierto, pero luego los reporteros lo abrumaron y casi casi lo reconoce.

FUE ENTONCES que el jefe de prensa habló con los directores de los medios de comunicación, pidiendo no se publicara la entrevista, pero don Ramiro la publicó.

DÍAS DESPUÉS, una de sus hijas fallece en un “accidente” de tránsito: esa fue su venganza, quedó prácticamente demostrado que Felipe González se manchó las manos de sangre.

-AHÍ INCUBÓ el huevo de la serpiente, pero don Ramiro siguió adelante y publicó, muchas de las sinvergüenzadas del gobernador González, como la “compra” de 500 hectáreas en zona hotelera de Puerto Vallarta, Jalisco, a 10 centavos el metro cuadrado, el descarado trafique con la venta de carros robados de lujo: Mercedes Benz, Ford Gran Marquis, etcétera, entre otros casos de corrupción, y posterior­mente el descarado negocio de los casinos.

PERO HAY un caso muy especial que desnudó por completo la doble moral del gobernador González: a una de sus ahijadas, si no mal recuerdo Claudia Virginia Ruval­caba Martínez, se la llevó a trabajar con él a Palacio de Gobierno; la joven se deslumbró y el gobernador González, se aprovechó de ella y terminó haciéndole dos hijos, a quienes les negó su apellido por el “qué dirán”, pues también era Caballero de Colón.

TODO ESTO, y otros actos de corrupción, don Ramiro lo publicó, como él lo sabe hacer: “con pelos y señales”, por eso el gobernador González, juró robarle sus periódicos, meterlo a la cárcel y dejarlo en la ruina, y lo sigue intentando.

COMENZÓ contratando a una pareja de amantes delincuentes, muy conocida en Aguascalientes: Rodolfo Franco Ramírez y Ma. del Refugio Martínez Guardado: el hombre se ostenta como ingeniero pero no lo es; ella se ostenta como licenciada y tampoco lo es.

ENTONCES FELIPE González urdió un diabólico plan: robarle los títulos de los perió­dicos TRIBUNA LIBRE y Página 24. Para esto contrató a un experimentado abogado en derechos de autor: Baudelio Hernández, quien falsificó facturas, impresiones de periódicos que nunca existieron y los registró en derechos de autor y el IMPI, con fechas anteriores a los auténticos.

DESPUÉS de esto, Felipe González contra­to a Rodolfo y María del Refugio para conti­nuar con el plan: simularon una compra-venta de los títulos en 4 mil y tantos pesos, cada uno.

Y AHÍ inició lo que hoy continúa el robo de periódicos, bueno, no pudieron robarle el de Página 24, pero el pleito por TRIBUNA LIBRE continúa.

AQUÍ VOY a hacer un paréntesis: don Ramiro Luévano López y Carlos Lozano eran grandes amigos, siempre apoyó su carrera en el servicio publico y en la política, que inició con una derrota, al perder la alcaldía de Aguas­calientes a manos de Martín Orozco Sandoval.

TIEMPO DESPUÉS, por principio de mayoría, Charly gana una senaduría y después la gubernatura, gracias al entonces gobernador Luis Armando Reynoso Femat, quien puso toda la infraestructura a su favor.

EL APOYO de don Ramiro también fue muy importante: el grupo de amigos lo celebró con bombos y platillos: “¡Ganaste, Charly, ganaste!”, no, no gané, ganamos.

LOZANO DE la Torre hasta ahí seguía siendo Charly, pero a los pocos días comen­zó a cambiar: “¡No me digan Charly, soy el gobernador!” -.

-BUENO, sí señor gobernador-.

-QUÉ RÁPIDO están aprendiendo ¿eh?-.

-EN ESOS días, en Zacatecas, platiqué con nuestro director y me confió: Al gobernador de Aguascalientes le voy a pedir dos cosas: una investigación a fondo de la muerte de mi hija Montserrat, y que meta a la cárcel a ese par de delincuentes: Rodolfo Franco y a Ma. del Refugio Martínez.

NINGUNA DE las dos cosas cumplió, lue­go vino un distanciamiento terrible que hasta la fecha continúa.

CON EL señor ingeniero, Luis Armando Reynoso Femat, fue casi la muerte: tiene más de ocho años reprimiéndolo, fabricándole de­litos que él sabe no cometió, para eso utilizó a Felipe de Jesús Muñoz Vázquez… ¡y a Ro­dolfo Franco y a María del Refugio Martínez!

¿CÓMO ASÍ? No puede ser, son los rateros

de altos vuelos que contrato el Felipe Gonzá­lez para robarle sus periódicos a don Ramiro-.

-PUES SÍ, pero resulta que el tal Rodolfo resulto ser más “amigo” que don Ramiro: Car­los Lozano fue su maestro en la preparatoria, como también fue Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, pero siempre se lo ocultó. Pero además, él contrató a Rodolfo para denunciar al ingeniero Luis Armando, asesorado por Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, un psicópata, denunciado por tortura por más de cien de sus víctimas. Lo bueno que ya lo botaron de su alto cargo que tuvo en la Fiscalía, y que ya hasta la ONU lo está investigando-.

-¿MÁS DE 100 víctimas de tortura?-.

-SÍ, Y si ustedes buscan en Página 24 Aguascalientes van a encontrar de lo que es capaz ese hombre trastornado del cerebro, que es un verdadero peligro para la sociedad-.

-BUENO, Y en ¿qué quedó lo del título de TRIBUNA LIBRE?-.

-SIGUE EN litigio, sólo que la madrugada de hoy lunes, llegaron alrededor de 15, 20 señores del IMPI y policías federales, catearon y sellaron las instalaciones de la editorial y los talleres de impresión, para no utilizarlos.

FUE UNA canallada al margen de la ley, la última que pudo hacer Felipe de Jesús Muñoz, antes de irse de la Fiscalía, pues a don Ramiro lo dejaron en estado de indefensión, pero ya están los abogados arreglando esta cobarde chicanada en la Ciudad de México.

YO NOMÁS le pido una cosa a Don Rami­ro: que me tenga al tanto de lo ocurrido para tenerlo presente en mis oraciones.

BUENO, YO me voy. Se quedan con Dios-.

¡25 de Octubre no se Olvida!

¿DÓNDE ESTÁN, dónde están?

HOY LUNES 8 de julio se cumplen un año y 258 días de la desaparición forzada de los “empleados” de Gobierno del Estado, Rosalía Ramírez Quireza y Antonio Troncoso Escareño.

FUE EL 25 de octubre de 2017 cuando los enviaron a pagar la gasolina de las patrullas estatales que vigilan los municipios de Luis Moya, Loreto y Pinos Zacatecas, y desde entonces no aparecen.

EL 30 DE enero el señor Ismael Cam­beros salió a decir que los dos cadáveres que hallaron calcinados en Pinos no son de Rosalía y Antonio. Que los siguen buscando pero que no aparecen por ningún lado.

P.D.

SI DON Camberos aseguró, en aquella ocasión, que ya tenía la confesión de quiénes habían secuestrado y asesinado a Rosalía y Antonio y que sólo faltaban las pruebas “cien­tíficas” para dar completa la información, pero luego dijo que no, que no era cierta tal versión, me pregunto: ¿Tal confesión la hicieron los declarantes bajo tortura?

OTRA:

A COMO están las cosas ¿no serían sus pro­pios compañeros de la corporación policiaca los que los desaparecieron?

SEÑOR GOBERNADOR, señor secreta­rio de Seguridad Pública, Zacatecas tiene todo el derecho del mundo de conocer la verdad del caso Rosalía-Antonio: ¿Dónde están?

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *