Se Prepara la Diócesis de Zacatecas Para las Morismas de Bracho

En Aumento Demanda en la Casa del Migrante: Obispo

Por Cristo González

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas (Foto: Archivo Página 24)

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas (Foto: Archivo Página 24)

Ante la proximidad de las Morismas de Bracho, Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, sostuvo que se preparan para la bendición de los más de 13 mil actores de las cofradías que acuden a estas tradicionales festividades religiosas.

“Colaboramos en la cuestión religiosa, desde San Juan Bautista nos piden la bendición de los que acuden con ese espíritu de fe y religioso”, apuntó.

Manifestó que éste es el trabajo que realizan como iglesia, adjudicando la cuestión de conservar la paz y la convivencia en el lugar, dijo, corresponde a las autoridades de Seguridad Pública.

Estas fiestas se realizarán en el cerro de San Martín en la comunidad de Bracho del 30 de agosto al 1 de septiembre, mismas que se celebran desde 1836, siendo de las morismas más antiguas e importantes de México en la que se escenifica la Batalla de Lepanto protagonizada entre moros y cristianos.

En otro tema, mencionó que la Casa del Migrante que opera desde la Diócesis local ha tenido gran demanda los últimos meses del año a causa del tránsito de migrantes que van al norte o regresan a su país.

“Que bueno que podemos ofrecer ese servicio de ayuda, estamos trabajando unidos al Instituto Nacional de Migración (INM), a los municipios colindantes, al estado y a la Federación. Ofrecemos el espacio físico, el personal voluntario para ofrecer un servicio de generosidad”, agregó.

A decir del monseñor, se ofrece casa, vestido y sustento, esperando ampliarlo a un servicio médico, aunque actualmente lo presta el INM y Protección Civil.

La casa se sostiene por el Voluntariado, aportaciones de la Diócesis en los gastos básicos para pagar el personal que es poco, con apenas cuatro que dependen del pago.

Explicó que además se reparten mínimo 300 comidas diarias, hasta 700 que se han llegado a distribuir en los hospitales públicos de la zona metropolitana “porque las personas que vienen a quedarse ahí, son migrantes internos”.

“De esa manera queremos solidarizarnos. Que se ahorren el gasto de una comida al día, porque hay quienes no comen ni una vez al día. Es un servicio básico que se financia por casi 400 voluntarios organizados en grupos en esta obra de tipo caritativa con gastos que asumen las mismas personas”, apuntó Sigifredo Noriega.

 

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *