Foro de Narración Oral Continúa en el Jardín del Museo Francisco Goitia

Niños y Adultos Fueron Invitados

Por Óscar Domínguez Caldera

Cuentacuentos, niños y padres de familia continúan asistiendo a las actividades del foro permanente de narración oral, que si bien en su primera etapa del presente año se llevó a cabo en el parque Enrique Estrada, esta vez comparten escenario en los jardines del Museo Francisco Goitia (Foto: Rocío Castro Alvarado)

Cuentacuentos, niños y padres de familia continúan asistiendo a las actividades del foro permanente de narración oral, que si bien en su primera etapa del presente año se llevó a cabo en el parque Enrique Estrada, esta vez comparten escenario en los jardines del Museo Francisco Goitia (Foto: Rocío Castro Alvarado)

Cuentacuentos, niños y padres de familia continúan asistiendo a las actividades del foro permanente de narración oral, que si bien en su primera etapa del presente año se llevó a cabo en el parque Enrique Estrada, esta vez comparten escenario en los jardines del Museo Francisco Goitia.

Además, Paola Rincón, mencionó que se han unido desde el colectivo del foro, así como las autoridades de cultura como el Instituto de Zacatecano de Cultura “Ramón López Velarde”, así como el Museo, para complementar las actividades entre sí. Sin dejar de mencionar que después de la función de cuentacuentos, a los asistentes se les invitó a entrar sin costo al museo que contiene tanto exposiciones temporales como salas con obras de artistas zacatecanos como el propio Francisco Goitia, Pedro Coronel, Manuel Felguérez, entre otros.

Esta vez participó Mirna Landeros, quien junto con algunos recursos como libros y cajas de madera, contó para niños y adultos distintos cuentos que contenían mensajes positivos y didácticos para los escuchas, y presentó distintas narraciones para sobre temas infantiles. Por lo que los niños eran los más participativos con la cuentacuentos, y participaban con opinio­nes o sugerencias.

Además, también colocaron una mesa para la venta de libros para niños, ya fuera de literatura infantil o libros didácticos, por lo que los chamacos podían hojearlos.

También, la cuentacuentos realizó algunas narraciones con ayuda de su voz con la his­toria de la pulga, o con libros y una caja de madera en la que intercambiaba imágenes según la historia. En este caso sobre los ni­ños voladores, que podían ser personas entre uno y 99 años de edad, y que estos podían realizar juegos infantiles por el aire. O bien se ayudaba de libros con puntos de colores para ir avanzando en su acto e interactuar con el público infantil.

Por último, invitaron al público a seguir asistiendo al Foro Permanente de Narración Oral, y a continuar impulsando el talento de los cuentacuentos locales. Sin dejar de mencionar que con el apoyo del museo de­dicado al pintor Francisco Goitia, también se complementan entre sí las actividades, por lo que pueden disfrutar de la función en los jardines y después pasar a las salas de exposición.

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *