Ya es un Descaro, los Secuestros los Hacen a la luz del día: Espinoza

“Tello y el Fiscal no Escuchan, Tiene Mucha Cerilla en los Oídos”

Por Claudia de Santiago

Cuauhtémoc Espinoza Jaime, presidente de la Unión de Colonias Agropecuarias de Zacatecas (Foto Merari Martínez)

Cuauhtémoc Espinoza Jaime, presidente de la Unión de Colonias Agropecuarias de Zacatecas (Foto: Merari Martínez)

Cuauhtémoc Espinoza Jaime, presi­dente de la Unión de Colonias Agro­pecuarias de Zacatecas, considera que el mecanismo de inseguridad en el estado ha ido incrementando de mane­ra exponencial: “En últimas fechas el crecimiento del secuestro ha aumenta­do un 40 por ciento en relación con la información que nosotros tenemos”.

Los municipios donde se ha visto un incremento en cuanto a secuestros, dijo, son: Miguel Auza, Juan Aldama, Río Grande, Sombrerete, Villa García, Pinos y Villa González Ortega: “Ya es un descaro, la delincuencia organizada lo hace a la luz del día. Ya secuestran en la mañana, en la tarde y en la noche”.

Espinoza Jaime expuso que el se­cuestro se ha incrementado por una circunstancia de carácter económico de las propias organizaciones delin­cuenciales: “Ya hay una desespe­ración e impotencia por parte de la población, sobre todo la de los límites de Durango, Aguascalientes y San Luis Potosí”.

Señaló que es lamentable que las au­toridades digan que no saben quiénes son los responsables de los hechos, por lo que consideró que dentro de las instancias encargadas de inves­tigar estos hechos hay corrupción e impunidad.

“El combate a la delincuencia se da fundamentalmente con la gente pobre que se roba una gallina u otra cosa, claro, es un delito, pero los hechos fuertes como secuestros no se persi­guen, por lo que la impunidad está en su máxima expresión”, puntualizó.

Cuauhtémoc Espinoza informó que el estado está rebasado de manera exponencial en cuanto a situaciones de inseguridad en general, por lo que el temor y la preocupación de la so­ciedad continúa.

Agregó que el hacerles ya un lla­mado a las autoridades es “hablarle a un sordo”: “Ya le hemos dicho mil veces a Tello, al fiscal, pero creo que traen una cerilla muy grande en los oídos; lo único que queda por hacer es la autodefensa, pero se nos puede acusar de sedición”.

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta este material en