Policías Municipales no Tienen Capacidad de Fuerza Para Combatir al Narco: Aquiles González

“La Delincuencia Trabaja Bajo la ley de los dos Metales, Plata o Plomo”

Por Cristo González

Aquiles González Navarro (Foto: Archivo Página 24)

Aquiles González Navarro (Foto: Archivo Página 24)

Frente al clima de violencia que recien­temente ha cobrado la vida de policías municipales de Juan Aldama y Jerez, el exprocurador de Justicia del estado, Aquiles González Navarro, refirió que al estar en el combate a la delincuencia, no les queda más que aceptar dinero, de lo contrario, los matan.

La mañana del pasado sábado en la Co­mandancia de Seguridad Pública de Juan Aldama, un comando asesinó al director de la corporación, Ricardo Barrón Guzmán, y a uno de sus subalternos.

La madrugada del pasado martes privaron de la libertad a tres elementos de la Policía Preventiva del municipio de Jerez, por lo que se implementó un operativo coordinado con autoridades federales y estatales para atender la seguridad en el municipio.

Durante el despliegue policial, aún de madrugada, elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) localizaron abandonada la patrulla en la que circulaban los tres elemen­tos policiales no localizados; de igual forma a la altura de la colonia San Isidro en el mismo municipio, localizaron los cadáveres de dos personas del sexo masculino, que no han sido identificados y una cartulina con un mensaje alusivo a un grupo delincuencial.

Ante esto, González Navarro expuso en entrevista para Página 24 Zacatecas que hace 40 años se tenía una estructura de combate a la delincuencia escalonada, porque quienes combatían a los narcos era exclusivamente la Policía Judicial, no entraban otras corporaciones.

La Policía Estatal, que antes era la Minis­terial, se dedicaba a atender delitos cometi­dos en el estado, mientras que la municipal se concentraba únicamente en atender las violaciones al Reglamento de Policía y Buen Gobierno, cosas menores como faltas administrativas.

“La Policía Preventiva de los municipios no atendía el asunto del narcotráfico, sólo acudía cuando se le llamaba para apoyar como órgano auxiliar de la Federal y Minis­terial. Eso era correcto porque los munici­pales no tienen la capacidad de fuerza para el combate al narco”, destacó.

Otra desventaja de los municipales es que no es una Policía anónima, porque cualquier persona se entera de la nómina policial, tienen una vulnerabilidad extrema porque en donde laboran y viven sus familiares, la delincuencia organizada tiene clara la ubicación de sus domicilios.

“Es una vulnerabilidad impactante, muy fácil de detectar por los mafiosos. El peor error fue cuando el presidente Felipe Cal­derón metió a las preventivas en el combate a la delincuencia, porque la delincuencia trabaja bajo la ley de los dos metales, plata o plomo”, destacó.

Por ello, al policía municipal con un raquítico sueldo los grupos organizados le ofrecen el doble y ante la situación económi­ca en muchos casos acepta. De lo contrario, si es honesto vendrá el plomo, y es cuando ocurren este tipo actos como el secuestro de uniformados, de los hijos o amenazas.

“Lo que debe hacer el gobierno federal es rediseñar el esquema del trabajo de los policías, para que los municipales regresen a su origen, exclusivamente al Bando de Policía y Buen Gobierno. Todo esto que está ocurriendo es porque ese esquema lo cambiaron quien ante la carencia de un gran número de elementos para combatir al narco, involucraron a los uniformados municipales”, manifestó González Navarro.

Comentó que anteriormente los judicia­les eran enviados de otros estados por lo que eran menos vulnerables porque no los conocían.

“Policías que no se sujeten a dar infor­mación a la delincuencia o hacer lo que ellos digan, se los echan, no queda de otra. Algunos entran a la delincuencia, reciben grandes cantidades y les gusta que les den el doble o triple de lo que pueda dar el mu­nicipio”, advirtió el exprocurador de Justicia del estado.

Publicado en: Pagina 24 Zacatecas

Comparta este material en