Para que Haya Papá, se Requiere que Haya Mamá: Obispo Noriega

“Vacíos muy Grandes son la Pérdida de Valores y la Autoridad Moral”

Por Cristo González

Fotografía relevante a la nota.

En el marco del Día del Padre, Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis local envió un fraterno saludo a quienes tienen la dicha de ser padres de familia, y al mismo tiempo reconoció el legado artístico que dejó Ramón López Velarde (Foto Rocío Castro)

En el marco del Día del Padre, Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis local envió un fraterno saludo a quienes tienen la dicha de ser padres de familia, y al mismo tiempo reconoció el legado artístico que dejó Ramón López Velarde.

Durante la homilía dominical comentó que el sábado acudió a Jerez a conmemorar el centenario de la muerte del poeta Ramón López Velarde, de quien se conoce su personalidad a través de su legado, que en su momento no fue reconocido.

Mencionó que los padres del artista tuvieron que migrar de este municipio a Aguascalientes con nueve hermanos en tiempos difíciles de la Revolución en el siglo pasado.

“Lo que se aporta a la sociedad no es cuestión de números ni cantidades, porque López Velarde vivió s o lamen te 33 añ o s , y s u legado después de 100 años sigue siendo inagotable. Un político aporta tres años, pero aporta antes y después de que vive un pues to público”, advirtió el monseñor. En ese contexto cuestionó: “¿Qué aporta papá?, ¿aporta más el poeta que papá?, ¿aporta más el político que papá?, el artista, el deportista, el profesional en cualquier campo de la vida”.

Siguió cuestionando lo que aporta un padre en la familia para las generaciones futuras, en la iglesia como cristiano. Refirió entonces que aunque el poeta jerezano no se casó, su obra es fecunda porque ha trascendido por generaciones, lo que atribuyó al espíritu, al ser un poeta que supo vivir su fe en una lucha permanente consigo mismo y en el ambiente en el que vivía.

“No era aceptado por ser católico ante tantos movimientos liberales la segunda década del siglo pasado. Tuvo que luchar para permanecer firme en la fe. Eso lo hizo ser una persona que trasciende”, agregó Indicó que en el marco de la conmemoración del Día del Padre, se imagina las tempestades, turbulencias que tienen que vivir en la vida.

“Todos nacemos siendo hijos , nadie nace siendo papá. Es un largo aprendizaje, pero para que haya papá se requiere que haya mamá. Hoy quizá es uno de los vacíos más grandes que tenemos, la pérdida de valores y de autoridad moral”, manifestó Sigifredo Noriega en su mensaje.

“Hoy muchos le tienen miedo a la paternidad, hay que ser un poco locos, no temerarios, y todos estamos l lamados a ser fecundos, aportar algo a nuestra sociedad”, terminó.

 

Share This Post On