“La Violencia y la Inseguridad han Llegado a Niveles Alarmantes en los Últimos dos Periodos de Gobierno”

Espinoza: Ni Siquiera hay Adjetivos Para Señalar las Fallas de los Gobiernos

Por Manuel Domínguez Caldera

Fotografía relevante a la nota.

Cuauhtémoc Espinoza Jaime, integrante de la Asociación de Comunidades Agrícolas de Zacatecas (Foto: Archivo Página 24)

Cuauhtémoc Espinoza Jaime, integrante de la Asociación de Comunidades Agrícolas de Zacatecas, resaltó que la violencia y la inseguridad han llegado a niveles alarmantes en los últimos dos periodos de gobierno, tanto en la administración de Miguel Alonso Reyes como en la del actual gobierno de Alejandro Tello Cristerna.

Señaló que ya han denunciado que el abandono a los municipios ha ocasionado que las corporaciones locales carezcan de preparación, equipo y personal para hacer frente a la delincuencia organizada.

“En reiteradas ocasiones, hace más de cuatro años, señalamos que la estrategia de seguridad para el estado ha sido fallida, pues hemos tenido gobiernos sin capacidad para buscar alternativas de solución.

Pero no solamente el estado tiene responsabilidad en el tema, sino que también la Federación debe hacer algo, así como los presidentes municipales, aunque éstos están muy limitados, además fáciles de controlar por parte de la delincuencia organizada, esto así se ve, sobre todo en los últimos meses, que la verdad ni siquiera hay adjetivos para poder señalar el fallo del gobierno y la percepción de inseguridad, pues estamos prácticamente a merced y a disposición de las organizaciones del crimen organizado, pues Zacatecas se convirtió en la cereza del pastel, pues hay una cantidad importante de grupos que operan en el estado, fundamentalmente por el tema del trasiego de las drogas”, apuntó en entrevista telefónica para Página 24 Zacatecas.

“Esta situación indica que el estado es un punto estratégico para el traslado y circulación, pero también llama la atención y es muy claro que muchas autoridades de los tres niveles de gobierno están metidas en el “ajo”, no hay otra razón. El hecho de que estén metidos, es por el dinero o por las amenazas con balas”.

“Además, no hay una definición política, pues por ejemplo el presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador) dice abrazos, no balazos, por lo que no creemos que se cumpla la expectativa de investigación. No vemos que se garantice la seguridad, como ejemplo los colgados, lo que sucedió en Valparaíso, lo que está sucediendo cotidianamente en Fresnillo, y recientemente en Villa de Cos, Pánuco, en la zona de Pinos y Loreto, es decir que ya estamos viviendo en un estado de guerra”.

 

Share This Post On